sábado, 14 de marzo de 2009

El Marcos

El día de hoy les traigo la reseña de este restaurante aquí en la capital sonorense: El Marcos... el restaurante, no la capital.

El Marcos es un restaurante que al parecer ha venido para quedarse. Digo esto porque se colocó en la glorieta rara que está enfrente del Carl's Junior que está sobre el Blvd. Rodríguez, enfrente del Gimnasio del Estado, glorieta por la que han pasado multitud de establecimientos. Las teorías eran que nunca prosperaban estos negocios por la sencilla razón de que NO HAY estacionamiento. En la glorieta sólo cabe el negocio y para estacionarse hay que hacerlo sabe donde y además cruzar la que aunque no representa gran problema desde mi punto de vista puede haber gente medio especial que se le haga muy "naco", pero en fin. Entonces El Marcos solventó este problema con el sencillo procedimiento de poner un valet parking y "san se acabó": uno llega, deja su carro, le dan un ticket y ¡listo! ¡Adios, carro! (Todas estas son conjeturas mías).

Pero bueno, El Marcos es la cuchilla extraña que les digo que se forma con la Nayarit, el Blvd. Rodríguez y la Matamoros. Hagan su triangulación y ahí está. Cerca está el Carl's Junior, el Gimnasio del Estado, el Starbucks, etc. Creo que es demasiado popular la ubicación no creo que haya pierde.

Como les dije arriba, tienen valet parking, yo lo utilicé cuando fui porque no hay estacionamiento pegado el lugar, el estacionamiento está cruzando la Matamoros si no me equivoco y realmente si puede ser una calle transitada, así que tampoco no tiene nada de malo aprovechar el servicio. Aunque si por alguna razón no te gusta, pues entonces cruzando la Matamoros está el estacionamiento y supongo yo que no debe de haber ningún problema por encontrar lugar.

Pues bien, a la entrada fuimos bien recibidos y fuimos llevados a la mesa, todo bien. Llegó el mesero, nos trajeron los menus, nos ofrecieron bebida, todo bien. Ahora el mesero llega de buenas a primeras y nos dice: "Muy picosa o medio"... y yo: Oo? "WHAAAAAAT? "(Todo eso pasó en mi mente), esto fue lo que dije en realidad: "Disculpa, picosa o medio ¿qué?" y visiblemente molesto, como si por alguna extraña razón yo deba de saberlo de antemano, ya me informó que te dan totopos y salsa. En fin.

El lugar está padre, la música está horrible, a parte que escuchamos la misma canción de Britney Spears como 10 veces y además, oh Dios mio, el CHIKILICUATRE, no lo podía creer, si no conocen al Chikilicuatre aquí el VIDEO. Aquí no pude contenerlo y me solté riendo a carcajada partida y le mandé un mensajito a mi hermana platicándole el bizarro suceso y me responde algo así como: "Que lugares tan chidos frecuentas".

Pero bueno volviendo al lugar. El lugar está bonito, tiene diferentes niveles, todo pintado al merísimo estilo de Chagall, realmente parece que estás en un cuadro de él. Pero todo bastante bien. Es acogedor el lugar, buena iluminación. Lástima la pésima música. Aunque debo admitir que el Chikilicuatre dio el toque cómico a la noche.

La comida estaa muy rica. De entrada pedimos una queso empanizado con cilantro que estaba riquísimo. De plato fuerte pedí un steak. También delicioso y mi novia pidió una pechuga de pollo mariposa muy rica también. Para bajar todo pedimos un Chateau Camou que es un vino sumamente rico del Valle de Guadalupe en Baja California, se los recomiendo mucho.

Entonces, el lugar está bastante bonito y se pasa un rato agradable ahí. También me dieron ganas de volver pero con un grupo más nutrido, supongo que se ha de poner bien el ambiente. La comida es rica, el vino es rico y a pesar de la mala música si estuvimos bastante bien. El lugar se comenzó a llenar bastante a eso de las 22:00 y ya saben el ambiente de restaurante, voces, platos, niños, (sí, niños), hablar más fuerte, etc. No tienen que reservar, pero lo pueden hacer si es que en algún momento de la vida les contestan. Lo peor del caso es que se me perdió el teléfono y no se los podré dar, aunque da lo mismo, nunca me contestaron. Así que mejor vayan.

Por los precios, pues hay que esperar que la comida es buena comida, son cortes de carne, etc; los vinos son buenos vinos así que no esperen una cena que se baje de $300 pesos por dos personas (sin contar el vino) aunque realmente no recuerdo que me haya asustado con los precios pero no creo que esté así como para ir todos los días, jaja.

Entonces les recomiendo mucho este lugar. Está entretenido y se puede pasar una buena noche ahí.

Sale!!

Calificaciones:
Lugar: * * * * *
Servicio: * * *
Sabor: * * * *
Precio: * * *