lunes, 3 de noviembre de 2008

El Chalet

Queridos lectores, gracias por sus comentarios y a petición popular iré al café del Maestro Ozuna, jaja. Ya he ido antes, pero nunca en mi papel de inquisidor gastronómico así que esperen próximamente el review de la visita.

Bueno, la noche de hoy les traigo un restaurante: El Chalet.

El Chalet es un restaurantito que se encuentra a un costado de la Torre de Hermosillo ahí por el Blvd. Kino y la Calle Ramón Corral si no me equivoco. A primera vista es medio sospechoso dado que está medio escondidito y si no te paras enfrente ni cuenta te das casi que está ahí.

El ambiente se me hizo muy raro. Se me hizo casa con intentos de restaurante... no se, se me hizo raro, además que había muy poca gente y como que tan silencioso el ambiente no se puede explayar uno. Se nota que es un negocio familiar.

Está algo limpio aunque se nota que los años han pasado y algunas cosas necesitan una manita de gato y se puede decir que es acogedor. No faltan las estatuas "clásicas" de davides, venus de Milo, victorias de Samotracia, etc. yo creo para darle un toque "mediterráneo". Nota: los asientos están medio incómodos.

El menú está algo variado con bastantitas faltas de ortografía en los nombres italianos o eso de ponerle "insalata cesare" para darle un toque italiano a la ensalada César no va dado que la ensalada esta la inventaron en Tijuana. Las entradas están algo raquíticas y pienso que la variedad de pastas podría ser mucho mayor considerando todas las posibilidades que hay con ingredientes comunes y corrientes.

El servicio es pasable. Fui bien atendido a la entrada. El mesero si bien ni siquiera recomondó entradas nos atendió pasable... mediocre. Lo único por lo que se preocuparon en preguntarnos era que si teníamos suficiente pan. Ni postre ni café nos ofrecieron.

Yo probé el spaghetti a la putanesca y mi novia probó unos fetuccine no me acuerdo qué. Pues bien, la salsa putanesca que debe llevar peperoncino o pimiento o algo que enchile no enchilaba nada y la de mi novia que no tenía porqué llevar enchilaba. Pero fuera de eso estaba rico. El pan estaba muy bueno, eso sí. Para pasarlo pedí una copa de vino. Nada fuera de lo ordinario, un XA guardado o algo así.

Conozco gente que dice que la pizza y la lassagna están muy ricas, pero esas no las probé así que quedan pendientes.

Por estacionamiento no creo que haya problema dado que hay cuadras y cuadras y calle y calle para estacionarse en los alrededores aunque pues la 5 de Mayo tiene por ahí mala famita por eso de las noches. Yo fui un domingo en la nochecita, creo, y realmente estaba casi vacío el restaurante, igual en otros días de la semana se llena más.

Los precios estaban normales. Ni barato, ni caro. Aunque el plato estaba muy bien reportado.

Entonces, aquí esta otra opción para irse a cenar, ah por cierto, para que no estén (como mi novia y yo) asomándose por la ventana porque no saben que dress code usar: se puede decir que es casual.

Calificaciones:
Lugar: * * *
Servicio: * * *
Sabor: * * * *
Precio: * * *

2 comentarios:

Anónimo dijo...

~....................................................

Anónimo dijo...

hace poco fui con mi novia y no sé si lo remodelaron o leyeron tu critica, pero se veía bastante distinto de tu descripción, muy agradable el ambiente tal vez deberías darte otra vuelta